Untitled Document
Energía Diario
« Internacional

BP y la rusa Rosneft acuerdan un intercambio accionarial para buscar crudo en el Ártico

La petrolera británica BP y la estatal rusa Rosneft firmaron en Londres un acuerdo de intercambio de acciones que permitirá a la empresa del Reino Unido buscar crudo y gas en aguas inexploradas de la parte rusa del Ártico.

EFE    MADRID  17 · 01 · 2011

El consejero delegado de BP, Bob Dudley, y su homólogo ruso, Eduard Khudainatov, se encargaron de suscribir el pacto, que otorga a la compañía rusa el 5 por ciento de participación en la británica y a ésta el 9,5 por ciento en la rusa.

Además, BP, que posee la última tecnología para la extracción de petróleo y gas, obtiene derechos de exploración en el Ártico ruso, donde se calcula que existen reservas de 5.000 millones de toneladas de crudo y 10.000 millones de metros cúbicos de gas.

Las compañías explorarán en tres áreas, conocidas como EPNZ 1,2,3, ubicadas en una zona al sur del mar de Kara.

En una rueda de prensa británico-rusa, Dudley, calificó el acuerdo de "un nuevo tipo de relación" basada en "el intercambio de acciones y de capacidad tecnológica", que dará acceso a "una de las últimas cuencas inexploradas que quedan en el mundo".

"Es una alianza basada en el beneficio mutuo" y "una demostración de confianza" entras las dos empresas y "en el clima de inversión en Rusia", que cambiará la manera cómo se hacen negocios en el sector, afirmó.

Dudley, que sustituyó como consejero delegado a Tony Hayward el pasado octubre, aseguró que BP actuará con respeto a "la seguridad e integridad medioambiental", ya que, según admitió, se han "aprendido muchas lecciones en el último año", en alusión al desastre ecológico en el Golfo de México.

El presidente de BP, Carl-Henric Svanberg, dijo por su parte que el intercambio de acciones "demuestra el compromiso mutuo de ambas compañías", cuya combinación de activos y capacidad "dará lugar a importantes beneficios", por lo que la emisión de acciones para Rosneft "va en el interés de todos los accionistas".

El viceprimer ministro ruso y presidente de Rosneft, Igor Sechin, quien negoció el acuerdo por parte rusa, lo describió como "clave" e "histórico", y subrayó que es el principio de una "colaboración estratégica" entre "las dos principales petroleras del mundo".

El ministro británico de Energía, Chris Huhne, también presente en la rueda de prensa, alabó la culminación de una "alianza estratégica de importancia global".

Éste es el primer acuerdo de importancia que realiza BP tras el desastre por el vertido de petróleo en el Golfo de México desde su plataforma Deepwater Horizon el año pasado, tras una explosión que causó la muerte de 11 personas.

Debido a las grandes pérdidas que le causó ese accidente, cifradas en unos 40.000 millones de dólares, la empresa tuvo que desprenderse de muchos activos.

Dudley negó que esta nueva y ambiciosa inversión en Rusia signifique que la firma tiene voluntad de alejarse de Estados Unidos, donde ha sufrido numerosos ataques por la gestión del vertido.

El consejero delegado, de origen estadounidense, tiene experiencia en el mercado ruso, ya que en el 2003 fue nombrado consejero delegado de TNK-BP, un negocio conjunto entre la empresa británica y varios socios rusos que acabó con su precipitada marcha de Rusia en junio del 2008, para poco después abandonar la compañía entre acusaciones de que había infringido la legislación rusa.

Tras las grandes pérdidas que le ocasionó el vertido en el Golfo de México durante el segundo trimestre del año pasado, en el tercer trimestre del 2010 BP volvió a lograr beneficios, e indicó que podría reanudar pronto el pago de dividendos.

La petrolera británica informó el pasado 2 de noviembre de un beneficio neto atribuido entre julio y septiembre de 1.785 millones de dólares (unos 1.281 millones de euros), frente a las pérdidas de 17.150 millones de dólares (12.313 millones de euros) del trimestre anterior.

BP también anunció que ha conseguido la licencia para explorar a gran profundidad la existencia de petróleo y gas en un área marina de una extensión de 24.000 kilómetros cuadrados frente a las costas del sur de Australia, con el derecho a explotar comercialmente cualquier hallazgo que resulte viable.

"Se trata de una nueva zona de exploración muy interesante para BP. Nuestra experiencia indica que la geología de ese lugar tiene un gran potencial de contener hidrocarburos", manifestó Phil Home, director de gestión de BP en Australia.

Por su parte, el mercado bursátil de Londres acogió de manera positiva el acuerdo de cooperación entre BP y la firma rusa Rosneft, con las acciones de la petrolera británica subiendo el 1,34% en las primeras horas de negociación.

A las 11.00 horas GMT, las acciones de BP subían 6,70 peniques, hasta los 506,2, en la Bolsa de Valores de Londres, aupadas por la noticia de una alianza que permitirá a BP explotar una zona del océano Ártico de 125.000 kilómetros de superficie.

MEDIOS DIGITALES DE COMUNICACIÓN ESPECIALIZADA S.L. - Todos los derechos reservados