Untitled Document
Energía Diario
« Internacional

La situación en la central de Fukushima mejora aunque de forma "lenta pero constante"

El primer ministro japonés, Naoto Kan, aseguró que la situación en la central nuclear de Fukushima, gravemente afectada por el terremoto y el posterior tsunami del pasado 11 de marzo, está mejorando de forma "lenta pero constante", según informó la agencia estatal de noticias Kiodo.

Actualizada a las 19.51 horas

REDACCIÓN - AGENCIAS    MADRID  21 · 03 · 2011

Por su parte, la empresa operadora de la central, Tokyo Electric Power (TEPCO), informó de que todavía falta por conectar a la red eléctrica dos de los seis reactores de Fukushima, los números 3 y 4, que fueron los más afectados por el terremoto, tras conseguir restablecer el suministro en el 2, por lo que vuelven a funcionar sus sistemas de control de la radiactividad y de refrigerado.

Además, el 5 y el 6 se encuentran en "parada fría", término que se emplea para describir el apagado completo del reactor y que supone que ya no existe peligro alguno de fusión de su núcleo.

Por su parte, los equipos de emergencia han reanudado el vertido de agua sobre los reactores tres y cuatro de la central nuclear de Fukushima. Se calcula que hasta el momento estos equipos han derramado unas 3.700 toneladas de agua marina sobre dichos reactores con el objetivo de rebajar su elevada temperatura y evitar con ello una fusión parcial de sus núcleos, que supondría una nueva emisión de partículas radiactivas a la atmósfera.

La Agencia de Seguridad Nuclear de Japón advirtió de que la presión está aumentando en el reactor número 3 de la central de Fukushima, por lo que podría ser necesario "ventilar" sus instalaciones para rebajarla.

De hecho, los operarios que trabajan para controlar la crisis en la central detectaron humo en uno de los reactores, lo que llevó a evacuar temporalmente en la zona sureste de la unidad 3. Apesar de ello, no se han apreciado cambios importantes en los niveles de radiactividad.

El director general de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA), Yukiya Amano, reconoció que la situación en torno a la central nuclear es "muy seria" pero se mostró convencido de que Japón conseguirá superar la crisis.

Amano indicó que "se han detectado altos niveles de contaminación en la localidad donde está la planta", que se encuentra a 240 kilómetros al norte de Tokio. Pero, ha añadido, "no tengo ninguna duda de que esta crisis será superada de forma efectiva".

Asimismo, el Ministerio de Sanidad de Japón instó a los residentes en un pueblo de la prefectura de Fukushima a no beber agua del grifo debido a los materiales radiactivos detectados en ella, aunque descartó que su consumo suponga un riesgo inmediato para la salud humana, informa la televisión estatal NHK.

De acuerdo con las mediciones realizadas, el agua de la localidad de Iitate triplica los niveles normales de radiación, puesto que el ministerio detectó 965 becquerelios de yodo radiactivo cuando lo habitual son 300 becquerelios.

En consecuencia, desaconsejó a sus 3.700 habitantes el consumo de agua, aunque señaló que ésta es apta para la higiene personal y para cocinar los alimentos.

También la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió de que la detección de contaminación radiactiva en los alimentos procedentes de las zonas más afectadas por la actual emergencia nuclear de Japón supone un problema "más grave de lo que se esperaba".

"Claramente se trata de una situación grave", declaró desde Manila el portavoz de la oficina de la OMS para el Pacífico Occidental, Peter Cordingley. "Es más grave de lo que se pensaba en los primeros días, cuando se creía que este tipo de problemas se limitaba a un radio de entre 20 a 30 kilómetros", añadió.

Pese a que las autoridades japonesas aseguraron que no reviste problemas para la salud, la detección de radiación en vegetales, áridos, leche y agua afectó a los mercados de alimentos regionales.

El Gobierno prohibió la venta de leche fresca procedente de la prefectura de Fukushima y de espinacas procedentes de cuatro prefecturas próximas a Fukushima.

En las prefecturas de Gunma, Tochigi (centro) y Chiba (centro-este), ubicadas al sur de Fukushima, se detectó una radiación excesiva en las hojas de espinaca, que superan 27 veces los niveles legales de radiactividad. Sin embargo, la organización dijo que no supone una amenaza para la salud, pese a que rebasa los límites normales.

Además, las autoridades delegaron en los gobiernos municipales la decisión de cesar voluntariamente el comercio de alimentos posiblemente contaminados.

Según Cordingley, la OMS no tiene evidencias de que la contaminación de alimentos procedentes de la prefectura de Fukushima —donde se encuentra la planta nuclear de Fukushina— haya afectado a otros países.

"No hemos podido establecer ninguna relación entre Fukushina y las exportaciones, pero es lógico suponer que algunos productos contaminados hayan salido de la zona", admitió.

Por último, el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), en coordinación con el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad, puso en marcha un dispositivo para el control radiológico de las personas procedentes de Japón.

Para ello, se desplegará un equipo de inspectores y de su unidad de apoyo, que actuarán equipados con instrumental adecuado, y cuya tarea consistirá en realizar un primer chequeo radiológico a los pasajeros y tripulación que lleguen del país nipón. Además, estos profesionales examinarán los equipajes y analizarán varias zonas del avión, como la cabina, la bodega de carga o la superficie exterior.

En caso de que se detectara algún tipo de radiación en alguna de las personas analizadas, se le realizaría en primer lugar una descontaminación exterior en los casos que proceda. A continuación, en colaboración con las autoridades sanitarias, se procedería a realizar una revisión en un contador de radiactividad corporal para medir la posible contaminación interna.

El Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad ha habilitado un teléfono (901 400 100) y un correo electrónico (oiac@mspsi.es) para atender cuestiones relativas a este asunto.

MEDIOS DIGITALES DE COMUNICACIÓN ESPECIALIZADA S.L. - Todos los derechos reservados