Untitled Document
Energía Diario
« Internacional

La UE se compromete a lograr una mayor seguridad nuclear y defiende los "test de estrés"

Los líderes europeos apoyaron la realización de los "test de estrés" a todas las centrales nucleares en territorio comunitario con el objetivo de "revisar" su seguridad y pidieron a países terceros que se unan a esta iniciativa para la que, sin embargo, no avanzaron en los criterios de las pruebas de resistencia, que quedarán en manos del grupo europeo de reguladores de seguridad nuclear.

EUROPA PRESS    MADRID  25 · 03 · 2011

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, se comprometió a cerrar los reactores galos que no pasen con éxito los exámenes, un compromiso que España ya anunció para sí la semana pasada, mientras que la canciller alemana, Angela Merkel, mostró mayor prudencia y habló de estudiar las opciones para las instalaciones que no superen el test.

"Los resultados de estas pruebas se publicarán y, si son concluyentes, asumiremos inmediatamente las consecuencias. Y sólo hay una consecuencia, cerrar inmediatamente las centrales", declaró Sarkozy al término del Consejo Europeo en Bruselas.

Merkel, por su parte, celebró el compromiso para aplicar controles "únicos" a todas las plantas en la Unión Europea y a que se hagan públicos los resultados, si bien matizó que una vez se publique el informe con los resultados "se discutirán las medidas a tomar".

Las primeras discusiones para establecer la lista de criterios como, por ejemplo, "el riesgo de terremoto, inundaciones y ataques terroristas", empezarán la semana próxima a nivel de expertos entre representantes de las autoridades nacionales de seguridad nuclear, según indicaron fuentes comunitarias. En paralelo también se avanzará en aspectos relacionados con la metodología y las plantas que deben pasar antes los exámenes, con el objetivo de que la Comisión presente en abril una primera propuesta concreta.

La crisis nuclear en Japón por los continuos fallos de los reactores de la planta de Fukushima —gravemente afectada por un terremoto y posterior tsunami— es una oportunidad para "extraer lecciones" por parte de la Unión Europea, que deberá someter a una evaluación "completa y transparente" de la seguridad a sus 143 plantas, según el texto de conclusiones adoptado este viernes por los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea.

También señalaron que Bruselas revisará el marco jurídico y reglamentario en matera de seguridad y protección de las instalaciones nucleares y planteará "cualquier cambio que pueda ser necesario". Los 27 emplazan a la aplicación "sin demora" de la directiva sobre residuos radiactivos, al tiempo que recuerdan que compete a los Estados miembros asegurar la completa aplicación de la norma sobre seguridad en las plantas.

Los más altos estándares de seguridad nuclear deben "aplicarse y mejorarse continuamente" en la Unión Europea y "ser promovidos internacionalmente". La prioridad de garantizar la seguridad de sus centrales "obviamente no se puede detener en nuestras fronteras", señalaron los 27 en su documento.

La canciller alemana, Angela Merkel, subrayó la necesidad de contar con pruebas de estrés "comparables" y de elevar los criterios de seguridad a los niveles "más altos" en el conjunto de la Unión Europea, porque considera que "no tiene sentido" ocuparse de la seguridad de las plantas "sólo a nivel nacional, como hacemos en Alemania".

Por su parte, el primer ministro luxemburgués, Jean-Claude Juncker, alertó de que deben ser "expertos independientes" quienes lleven a cabo las pruebas de resistencia y evitar que se designe para ello a "gente de los lobbies".

"En Europa queremos los estándares más elevados sobre seguridad nuclear", advirtió, por su parte, el presidente permanente del Consejo, Herman Van Rompuy, que ha apuntado que los líderes europeos volverán a revisar la situación antes de que acabe el año.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea abogaron por "seguir de cerca" el impacto económico y financiero para la economía europea y mundial, "prestando especial atención a la volatilidad de los precios de la energía y los productos básicos", en particular en el contexto del G-20.

MEDIOS DIGITALES DE COMUNICACIÓN ESPECIALIZADA S.L. - Todos los derechos reservados