Untitled Document
Energía Diario
« Internacional

Las negociaciones ruso-europeas sobre el III Paquete Energético se estancan, según Serguéi Shmatkó

Las negociaciones entre Rusia y la Unión Europea sobre el marco legal del comercio del gas natural (Tercer Paquete Energético de UE) están en un callejón sin salida, lamentó el ministro de Energía ruso, Serguéi Shmatkó.

EFE    MADRID  24 · 10 · 2011

Shmatkó, que calificó las negociaciones como un choque de ideologías en el que se da un enfrentamiento extremo entre comprador y vendedor, apuntó que "las negociaciones de Rusia (con la Unión Europea) como abastecedor importante de recursos energéticos están en un callejón sin salida".

"Creo que se está formando una base ideológica para el enfrentamiento (entre Rusia y Unión Europea)", subrayó el ministro ruso.

El nuevo marco legal europeo, el III Tercer Paquete Energético, fuerza la separación patrimonial de las actividades de producción, transporte y comercialización e incluye salvaguardas para evitar que las redes caigan en manos de compañías extranjeras, en lo que algunos denominaron "cláusula anti-Gazprom".

En vigor desde marzo de 2011 y pendiente de un periodo de adaptación de dos años, obligará a Rusia, en caso de que no prosperen las negociaciones, a vender aquellos de sus gasoductos que discurran por territorio de la Unión.

Shmatkó recordó que Rusia considera fundamental para sus intereses el desarrollo de infraestructuras de transporte de gas (gasoductos) y de centros de producción de gas licuado, así como la firma de contratos de larga duración "que garanticen la estabilidad de los abastecimientos".

A pesar de su manifiesto descontento con la marcha de las negociaciones, Moscú seguirá cumpliendo con todas sus obligaciones contraídas con las empresas europeas, aseguró el político ruso.

Rusia, sin embargo, replanteará sus prioridades comerciales a medio y largo plazo, tal y como ordenó a Energía y al monopolio gasístico estatal ruso Gazprom el presidente del país, Dmitri Medvédev, el pasado 14 de octubre.

"Hemos formulado con precisión que hay que desarrollar el vector oriental, desarrollar la infraestructura de transporte en esa dirección, consolidar nuestras posiciones en (ese) mercado y buscar socios", señaló Shmatkó.

El Gobierno ruso manifestó así su falta de confianza en que las negociaciones con la Unión Europea puedan prosperar en una dirección que beneficie a su monopolio estatal (Gazprom).

"Podríamos encontrar una solución a largo plazo que garantice la seguridad energética. Pero desafortunadamente nos enfrentamos a un choque de concepciones ideológicas. Estoy seguro de que las negociaciones con la Unión Europea continuarán, pero ya desde el punto de vista de la defensa de nuestros intereses y posiciones", afirmó Shmatkó.

MEDIOS DIGITALES DE COMUNICACIÓN ESPECIALIZADA S.L. - Todos los derechos reservados