Untitled Document
Energía Diario
« Empresas y Sectores / Sectores / Electricidad / Renovables

Soria alude a un cambio regulatorio para que la energía nuclear no reciba un precio elevado en el pool

El ministro de Industria, Turismo y Energía, José Manuel Soria, aludió, sin dar más detalles, a un cambio en el modelo regulatorio para que la energía nuclear, que tiene un coste bajo, no reciba un precio "elevado" en el mercado mayorista de la electricidad, o ’pool’, donde todas las tecnologías participantes reciben la retribución de la última en entrar, que es la más cara.

REDACCIÓN - EUROPA PRESS - SERVIMEDIA    MADRID  16 · 01 · 2012

En este sentido, apuntó a un posible cambio en la regulación para que el precio que reciba cada energía sea aquel que suponga su coste más su remuneración, sin detallar cómo se podría articular ese cambio en el modelo actual, que determina que todas las fuentes son retribuidas con el precio de la más cara. Algo que generó controversia sobre los beneficios que reciben centrales como las nucleares o las hidráulicas.

"¿Qué sentido tiene que infrautilicemos este tipo de energía de coste bajo?", se preguntó el ministro en una entrevista con TVE, tras ser preguntado por la central de Garoña. "Sé que luego sale un precio elevado, pero eso también tiene que ser objeto de un cambio en el modelo de regulación para que el precio remunerado de cada energía sea aquel que suponga el coste más la remuneración de la empresa", añadió.

Asimismo, el ministro abogó por un "equilibrio" en el mix energético entre las energías renovables y las convencionales. "No podemos prescindir de ninguna fuente de energía (renovables, nuclear, térmicas) que ahora mismo esté produciendo" y menos, de aquellas con coste de producción inferior a otras, sin perjuicio de que posteriormente se venda a un precio marginal "elevado", dijo.

De hecho, Soria indicó que hay varias tecnologías que "comportan una serie de primas", y citó entre ellas no sólo la eólica, la fotovoltaica o la termosolar, sino también los ciclos combinados de gas. Estas primas "están ahí y son recursos públicos", afirmó.

"España tiene un mix energético de los más equilibrados de la eurozona"

Del mismo modo, Soria destacó que "no hay niguna economía en la eurozona con un peso tan elevado de las energías renovables" como lo tiene España. Así, explicó que si España dejara de implantar energías renovables durante ocho años, "el resto tardaría esos ocho años en ponerse al mismo nivel".

El ministro afirmó que España tiene un mix energético "probablemente de los más equilibrados de todos los países de la eurozona" gracias a su "una apuesta seria" por las energías renovables aunque subrayó que no tiene intención, "ni él ni el Gobierno", de "autorizar ningún reactor nuclear más en España". "No creo que haya ninguna empresa dispuesta a hacer una inversión de esta naturaleza en España", agregó.

Sin embargo, Soria afirmó que "si hay un reactor nuclear activo y el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), formado por expertos, dice que puede tener una vida útil hasta 2019, no es partidario de cerrarlo en 2013 porque no tendría sentido prescindir de ese tipo de energía de coste bajo", dijo en clara alusión a la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos).

Evitar subidas de la luz "hasta donde se pueda"

El ministro de Industria, Energía y Turismo afirmó que el "propósito" del Gobierno es evitar subidas en el recibo de la luz a lo largo de este año, como ya hizo en enero, pero, a la vez, aclaró que lo hará "hasta el límite que podamos, porque no podemos controlar la evolución del petróleo ni podemos influir en el precio de la subasta eléctrica" que representa la mitad del recibo.

En este sentido, indicó que hay "incertidumbre" sobre la evolución en el precio del petróleo relacionada en parte con la tensión en el estrecho de Ormuz y por ello habrá que "esperar a los acontecimientos" antes de posicionarse sobre si habrá o no subida en la próxima factura.

El titular de Industria insistió en que el recibo de la luz depende tanto de la subasta eléctrica como del coste de los llamados peajes, que es el coste de la producción y distribución de la luz y el pago del déficit tarifario.

Soria remarcó que "el mayor problema es el déficit acumulado", que en los últimos ocho años fue de 24.000 millones de euros, si bien subrayó que "es acaso más preocupante el ritmo de incremento de ese déficit, a 3.000 o 5.000 millones" por año.

Por ello, el ministro indicó que "toda la prioridad del departamento de Energía del Gobierno es dar solución a este ritmo desaforado de incremento del déficit". "Si no lo corregimos, que lo vamos a corregir, podríamos tener un problema financiero de un dimensión distinta", señaló.

Preguntado por la próxima caducidad del bono social en el recibo de luz, se mostró partidario de que "haya precios distintos para aquellas personas que no tienen medios suficientes para hacer frente a cuestiones tan básicas como el recibo de la luz" y así tengan un "régimen tarifario diferente".

"Instalar el ATC en Villar de Cañas fue decisión del Gobierno al 100%"

Por otro lado, el ministro explicó que la adjudicación del Almacén Temporal Centralizado de residuos nucleares de alta actividad (ATC) a un municipio fue una de las cuestiones pendientes que le traspasó el ministro saliente -Miguel Sebastián- y al abordar los informes "todos los alcaldes de los ocho municipios candidatos deseaban la actuación para los municipios". En este sentido, aseguró que el principal problema para instalarlo eran "las comunidades autónomas porque los municipios colindantes pensaban que si había riesgo potencial lo tendrían, pero que no gozarían de la inversión".

Soria reconoció que el acuerdo para instalarlo en Villar de Cañas (Cuenca) fue una decisión "cien por cien del actual Gobierno" tras un acuerdo con la presidenta de Castilla-La Mancha después de haber hablado con el presidente de la Comunidad Valenciana -que tenía otro municipio candidato para albergar el ATC- y conocer la intención de la Generalitat de Cataluña de no apoyar que se instalara en su territorio.

Así, consideró que la decisión de esa instalación es "de sentido común" porque España gasta 60.000 euros diarios para mantener en Francia los residuos nucleares de la central de Vandellós I (Tarragona), algo que "un día podría anular un Tribunal".

MEDIOS DIGITALES DE COMUNICACIÓN ESPECIALIZADA S.L. - Todos los derechos reservados