Untitled Document
Energía Diario
« Internacional

España, Italia y Grecia reducen sus importaciones de crudo iraní

Bélgica y Países Bajos "dejaron de importar" crudo iraní, junto con la petrolera francesa Total, mientras que España, Italia y Grecia, los tres países más dependientes del mismo, "redujeron" sus importaciones respectivas, según confirmaron fuentes del Ejecutivo comunitario.

EUROPA PRESS - EFE    MADRID  22 · 02 · 2012

Los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea acordaron el pasado 23 de enero un embargo al crudo iraní en respuesta a los avances del programa nuclear del régimen de los ayatolás, dando un periodo de gracia de tres meses para poner fin a los contratos petroleros existentes como muy tarde el 1 de julio para garantizar que los países más dependientes, especialmente Grecia, pudieran encontrar proveedores alternativos.

Las importaciones de crudo iraní por parte de España cayeron en concreto "más de la mitad" en enero de 2012 frente a la media mensual de todo 2011, según explicaron fuentes comunitarias que confirmaron que Grecia e Italia, los otros dos más dependientes del crudo iraní junto con España, también redujeron sus importaciones.

La industria petrolera belga dejó de importar crudo iraní "a principios de 2012" y Países Bajos puso fin a sus importaciones en enero, según precisaron fuentes comunitarias que confirmaron que la petrolera francesa Total también puso fin a sus importaciones.

Otros países como Reino Unido, República Checa o Austria dejaron de importar crudo iraní con anterioridad. Londres dejó de importar crudo en febrero de 2010, Austria dejó de hacerlo en noviembre de 2010 y República Checa por su parte en julio de 2011, según aseguraron las fuentes.

Asimismo, Japón está negociando con EEUU la reducción de hasta un 11% de sus importaciones de crudo de Irán a cambio de que sus instituciones financieras queden eximidas de las sanciones propuestas por Washington contra el programa nuclear de Teherán , ya que, debido a una ley aprobada a finales de 2011, las entidades que mantengan negocios con el Banco Central iraní tienen prohibido operar en EEUU, según informó el Gobierno nipón.

Sin embargo, la norma, ratificada por Barack Obama el pasado 31 de diciembre, dispensa de aplicar las sanciones a aquellos países que reduzcan significativamente su volumen de compra de crudo de Teherán.

En este sentido, Japón argumentó que los bancos japoneses deben ser eximidos de esas sanciones ya que las importaciones de crudo iraní por parte del país asiático bajaron un 40% en los últimos cinco años.

Tanto Washington como la Unión Europea presionan a Japón, cuyas importaciones de Irán rondan el 10% del total que adquiere del exterior y suponen un 17% de lo que produce Teherán anualmente, para que se una al programa de sanciones.

"Nuestros representantes están negociando duramente para poder lograr la exención, como pronto, para finales de este mes", señaló el ministro portavoz nipón, Osamu Fujimura, en declaraciones recogidas por la agencia Kyodo.

Irán comunica a franceses y británicos las condiciones para la venta de crudo

Por otra parte, la Compañía Nacional Iraní de Petróleo (NIOC) comunicó a las principales petroleras de capital francés y británico las condiciones para poder comprar crudo de Irán, tras anunciar el pasado domingo que les había cortado el suministro, informó la agencia local Mehr.

El director de la NIOC y viceministro de Petróleo, Ahmad Galebani, señaló que las compañías Total, Shell y BP deberán "firmar contratos de dos a cinco años", "estarán obligadas a no enviar el petróleo a refinerías de Francia y Reino Unido" y "no podrán poner ninguna condición previa para la compra de crudo iraní".

El pasado domingo, el portavoz del Ministerio Iraní de Petróleo, Ali Reza Nikzad, anunció la suspensión de las ventas de crudo a las compañías de Francia y Reino Unido, al considerar que esos países eran los promotores de las últimas sanciones financieras y petroleras de la Unión Europea a Irán, para que suspenda su programa nuclear.

El ministro de Petróleo de Irán, Rostan Qasemi, advirtió a los países de la Unión Europea que Irán les cortará el suministro de crudo si no firman contratos a largo plazo y con pago garantizado, en respuesta a la prohibición de la Unión Europea de comprar petróleo, que deberá entrar en vigor el 1 de julio próximo.

Qasemi instó a los países europeos importadores de petróleo iraní, entre ellos España, a adoptar con rapidez una decisión sobre esos contratos.

El miércoles de la semana pasada, el Ministerio de Exteriores iraní convocó a los embajadores de España, Italia, Francia, Grecia, Holanda y Portugal para comunicarles las nuevas condiciones de la venta de crudo, en unas reuniones que los medios locales interpretaron como la advertencia de un eventual corte de suministro.

De estos países, los más afectados serían Italia, España y Grecia, que adquieren entre un 13% y un 14% del petróleo que consumen de Irán.

Tanto la ONU como EEUU y la Unión Europea impusieron sanciones a Irán para que suspenda su programa nuclear, que sospechan que tiene una vertiente militar, pero Teherán señaló que no abandonara su programa, que asegura que es exclusivamente civil y pacífico.

MEDIOS DIGITALES DE COMUNICACIÓN ESPECIALIZADA S.L. - Todos los derechos reservados