Untitled Document
Energía Diario
« Internacional

Latinoamérica, reclamo para los inversores en energías renovables

Latinoamérica se ha convertido en una atractiva región para los proyectos de energías renovables por la abundancia de sus recursos naturales y espera un aumento en el caudal de capitales a pesar de la crisis económica internacional, según afirmaron varios expertos en Miami.

SONIA OSORIO - EFE    MADRID  25 · 04 · 2012

El asunto se analizó en el Foro de Financiación para Energías Renovables de Latinoamérica y el Caribe, donde algunos analistas descartaron que la decisión de Argentina de expropiar la participación de la española Repsol en YPF afecte al flujo de inversiones en la región.

"América Latina y el Caribe es la región de mayor crecimiento de la industria de energías renovables. Esta industria a nivel global crece el 40% por año. En Latinoamérica está creciendo a casi el doble, el 70%", dijo el presidente del Consejo de Energías Renovables de Latinoamérica y el Caribe (LAC-CORE), Carlos St. James, que organizó la reunión.

En 2010, que es "el último año en que hay números concretos", se invirtieron más de 13.000 millones de dólares en parques eólicos, proyectos de etanol, parques solares y otras áreas de energías renovables, según sus datos.

El principal receptor de la inversión fue Brasil con 7.000 millones de dólares y los fondos se destinaron a plantas de producción de etanol con caña de azúcar y parques eólicos. Otros países que seducen a los inversores son México, Colombia, Chile, Uruguay y las naciones de Centroamérica.

St. James aseveró que "lo relevante de esto es que el mundo inversor, sea en Londres o Nueva York, ha llegado a la conclusión de que el lugar para invertir en energía verde es justamente Latinoamérica".

"Con todo y la crisis económica internacional, las oportunidades para Latinoamérica en términos de inversión continúan creciendo", afirmó el director del Centro de Estudios Estratégicos Latinoamericanos (Ceelat), Pablo Reyes.

Se observa un progreso significativo en países como Brasil, Nicaragua, Argentina y Panamá que nos dan un "incentivo para seguir adelante en este proceso", resaltó.

Consideró que se requiere de más inversión en energías no convencionales porque existe un gran potencial de energía eólica, solar y geotérmica, que no se han desarrollado por falta de capital.

"En el Caribe buena parte de la generación de electricidad depende de combustibles fósiles y hay altos costos de energía que los gobiernos han tenido que subsidiar. Desarrollar proyectos allí de energía renovable los beneficiaría", explicó.

Según dijo, Uruguay es el país que tiene la política más agresiva en materia de energías verdes porque ha desarrollado los mecanismos e incentivos a nivel nacional para que las empresas públicas, el sector industrial, comercial y residencia invierta en renovables.

Con respecto al impacto que tendrá la decisión de Argentina de expropiar el 51% del capital que Repsol controlaba en YPF, Reyes dijo que es una decisión que sólo afectará al flujo de capitales en esa nación suramericana.

"No creo que afecte a otros países en la región, porque hay naciones que han tomado medidas contrarias (a la de Argentina) para atraer mayor inversión y ése es el enfoque que beneficia a las renovables", expresó.

Daniel Petrie, vicepresidente de la banca de inversión Helm, dijo que Argentina "desde hace muchos años, desde el 2001, está sufriendo de los mismos problemas. Son bastante caprichosos en cómo tratan a los inversores extranjeros. Argentina es especial, todos reconocen que es un país así".

Recordó que hay ciertos mercados cerrados a la inversión para la energía renovable como Argentina, Bolivia y Venezuela. "No es ninguna sorpresa y no debe tener ningún impacto", subrayó.

St. James, por su parte, dijo que desconoce si afectará a la "región como tal", pero cree que en Argentina podrían detenerse muchas de las inversiones hasta que se resuelva la situación con Repsol.

Sin embargo, Diego Lozano, socio de CampoCapital, apuntó que la inquietud que siempre existe en Latinoamérica es la estabilidad jurídica y política y lo sucedido en Argentina, así como varias nacionalizaciones en Venezuela, generan un clima de incertidumbre para la región.

"Nosotros muchas veces no somos vistos en Latinoamérica como países, sino como un total, de pronto excluyen a Brasil. Entonces para el resto de las naciones que estamos comprometidos con atraer inversión siempre será muy complicado", agregó.

MEDIOS DIGITALES DE COMUNICACIÓN ESPECIALIZADA S.L. - Todos los derechos reservados