Untitled Document
Energía Diario
« Opinión - Análisis / Entrevistas

Alejo Vidal-Quadras, vicepresidente del Parlamento Europeo: "Hay que evitar a toda costa que los reguladores se muevan por criterios dictados u orientados desde el Gobierno"

El retraso en el nombramiento de Mario Monti como coordinador de la interconexión eléctrica entre España y Francia ha supuesto un ligero contratiempo para la construcción de una infraestructura muy necesaria para España y para la consecución de un mercado único europeo de electricidad. Sin embargo, se trata sólo de un retraso y el nombre de Monti es el que, sin duda, tomará esa responsabilidad, según Alejo Vidal-Quadras. El vicepresidente del Parlamento Europeo se ha referido, entre otros problemas, a la falta de una verdadera independencia de los reguladores, con especial incidencia en España. En alusión a las distintas tipologías de generación eléctrica, Vidal-Quadras ha señalado que a todas se les debe ofrecer las mismas oportunidades, y que cada forma de producción debe estar sujeta a unas condiciones determinadas en relación a su contribución al cambio climático.

JASON E. HARRIS    MADRID  17 · 07 · 2007

El vicepresidente del Parlamento Europeo se ha referido, entre otros problemas, a la falta de una verdadera independencia de los reguladores, con especial incidencia en España. En una conversación con Energía Diario, y con relación a las diferentes tipologías de generación eléctrica, Vidal-Quadras ha insistido en que a todas se les debe ofrecer las mismas oportunidades, y que cada forma de producción debe estar sujeta a unas condiciones determinadas en función de su contribución al cambio climático.

Pregunta.- A principios de la semana pasada se supo que la Eurocámara retrasaba la elección de Mario Monti como coordinador de la red transpirenaica. ¿Cree que este retraso estaba justificado? ¿Cuánto tiempo podría retrasar esto la puesta en marcha de la conexión entre España y Francia?

Respuesta.- No le encuentro justificación aparente, salvo que haya alguna razón personal del señor Monti. Esta infraestructura es absolutamente necesaria, y el hecho de que haya un coordinador tendrá, sin duda, un papel dinamizador muy efectivo en la resolución de los problemas asociados a la construcción de esta línea de interconexión. Existe cierta decepción por ese retraso, pero creemos que el proyecto se reanudará pronto.

Pregunta.- Un diario español ha publicado que el aplazamiento puede deberse a la postura de Francia, reacia a establecer esa interconexión.

Respuesta.- Es posible, aunque no es una explicación oficial. Lo que sí es cierto es que está aprobado que existan coordinadores para estas infraestructuras prioritarias. También está aprobado que el ex comisario Monti sea el encargado de coordinar la interconexión España-Francia. El proceso, simplemente, está pendiente de la materialización de esas decisiones, ya tomadas y aprobadas en las instancias europeas correspondientes.

Pregunta.- En materia de regulación, ¿qué opinión le merece la reforma de la Ley del Sector Eléctrico en España?

Respuesta.- Esta ley responde a la obligación de trasponer a la legislación española la Directiva 2003/54/CE sobre normas comunes para el mercado interior de electricidad. España incumplía dos requisitos, el de separación exigido a los distribuidores y el de no exceder las posibles obligaciones de servicio público y de protección al cliente. Ambas deficiencias han sido subsanadas mediante la separación funcional de las actividades de producción y suministro, la desaparición del suministro a tarifa y la limitación a una parte de los consumidores de la capacidad del Gobierno de fijar precios máximos aplicables al suministro de último recurso. Pese a estos avances, el Ejecutivo conserva la potestad de intervenir en los precios con criterios políticos en un segmento del mercado, lo que impide su liberalización efectiva.

Pregunta.- En el informe sobre las perspectivas para el mercado interior del gas y de la electricidad, en el que Vd. es ponente, lamenta que todavía existan Estados Miembros que ponen obstáculos a la creación de infraestructuras energéticas.

Respuesta.- Existen infraestructuras, como las interconexiones previstas entre países como España y Francia, sobre las que existe gran resistencia por parte de poderes locales y determinados partidos políticos que utilizan estas cuestiones electoralmente, y movilizan a los ciudadanos por criterios puramente ideológicos o puramente electoralistas. Este tipo de infraestructuras es indispensable para que el mercado europeo integrado de la energía se ponga en marcha en beneficio de todos los consumidores. Quienes ponen obstáculos y hacen obstruccionismo permanente, probablemente consigan réditos electorales a corto plazo, pero hacen un enorme daño a la prosperidad y al bienestar de aquellos a quienes dicen representar.

Pregunta.- La Unión Europea defiende la puesta en marcha de un mix energético con una importante proporción de renovables para el año 2020. Estos obstáculos que ponen algunos miembros al desarrollo de infraestructuras, ¿pueden suponer un freno al desarrollo de las energías renovables?

Respuesta.- Las renovables también se enfrentan a resistencias por parte de algunos sectores de la población o de determinados grupos políticos o asociaciones ecologistas. Pero, en conjunto, su aceptación es bastante satisfactoria, aparte de que el objetivo del 20% pueda ser alcanzable o no. Hay dos parámetros críticos para que se alcance ese objetivo tan ambicioso en el consumo energético total, que en el caso de la electricidad alcanzaría el 35%. Por un lado, el precio del petróleo y los combustibles fósiles, y por otro, el precio de la tonelada de CO2 en el mercado de comercio de emisiones. Si estos parámetros evolucionan en determinado sentido, este incremento de renovables será económicamente viable. Si evolucionan a la baja, el panorama se ensombrecerá en términos económicos. En cualquier caso, si se consigue ese objetivo, se habrá alcanzado una meta crucial para cumplir nuestros objetivos en seguridad de suministro y en reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

Pregunta.- En este informe se defiende que se suspendan las subvenciones a las fuentes de energía no renovables para garantizar la competencia en condiciones de igualdad. ¿No sería igualdad que ninguna forma de generación contase con subvenciones, y que solamente pagasen por contaminar aquellas tecnologías que lo hagan?

Respuesta.- Ésa sería la situación ideal. Que exista un campo de juego igual para todos, y que cada forma de producción de energía esté sujeta a unas determinadas condiciones en relación a su contribución al cambio climático. Debe buscarse que el mercado funcione de manera eficaz sobre la base de que todos jueguen con las mismas reglas y donde se penalice el impacto negativo sobre el medio ambiente.

Pregunta.- En este informe, solicita a la Comisión Europea que elabore la Carta de los Consumidores de Energía antes de que termine el año. ¿Qué va a significar esta Carta?

Respuesta.- En este mercado integrado europeo, liberalizado y competitivo, hemos de garantizar la dimensión social de la energía. Es decir, proteger a aquellos consumidores que, por pertenecer a grupos sociales vulnerables o que por sus condiciones particulares -por ejemplo, habitar en áreas remotas- podrían tener mayores dificultades para recibir el suministro, de forma que sus derechos queden totalmente garantizados. Además, es necesario que exista transparencia. Los consumidores han de ver asegurado el suministro en todo momento y han de estar bien informados sobre sus derechos, y para ello tiene que haber unas reglas claras.

Pregunta.- Es evidente que existe una falta de independencia por parte de los reguladores, según este informe pone de manifiesto. ¿Cuál es su valoración sobre los organismos españoles?

Respuesta.- Como principio general, los reguladores han de ser independientes del Gobierno y de la industria. Han de actuar con absoluta neutralidad y objetividad, y velar por el cumplimiento de la ley. Sin embargo, se producen casos absolutamente preocupantes, como hemos visto en España, donde, en ocasiones, la Comisión Nacional de Energía se ha movido por criterios dictados u orientados desde el Gobierno, en función de intereses políticos. Hay que evitar a toda costa este tipo de situaciones.

Pregunta.- El informe destaca el bajo grado de transposición de las directivas, y señala que el hecho de que 20 de los 27 gobiernos que forman parte de la UE todavía no las hayan transpuesto completamente pone en desventaja a los países que sí lo han hecho.

Respuesta.- Ése es un grave problema. Las investigaciones efectuadas por la Comisión sobre el grado de transposición y cumplimiento de las directivas europeas, concluyen que muchos países tienen los deberes por hacer. Se producen desequilibrios en ciertos países que son precisamente los que cumplen, ya que quedan en desventaja frente a otros. Es una situación que no se puede consentir, y por eso el Parlamento Europeo ha insistido en que la Comisión actúe, con todo rigor, contra aquellos Estados miembros que no cumplen los plazos de transposición de la legislación comunitaria.

Pregunta.- El último incremento de la tarifa eléctrica en España, que sólo se ha aplicado a consumidores empresariales e industriales, ¿sirve para que España se acerque al cumplimiento de la legislación comunitaria en esta materia?

Respuesta.- Los precios de la energía deben reflejar los costes, de acuerdo con las reglas del mercado. En el informe del que he sido ponente sobre mercado interior de gas y electricidad, el Parlamento recomienda la supresión gradual de la tarifa regulada, y que el mercado actúe de forma totalmente libre. El hecho de que los Gobiernos se muevan con la vista puesta en la inflación hace que interfieran en el libre mecanismo de formación de los precios. Y eso tampoco es admisible en un mercado europeo que funcione de manera eficiente; no se puede distorsionar el funcionamiento del mercado. Por tanto, creo que en España este gobierno y cualquier otro ha de abstenerse de influir sobre los precios de la energía. El precio también es una señal que el consumidor recibe para orientar sus hábitos de consumo. Por tanto, es necesario evitar esa intervención pública, que, con un beneficio a veces puramente electoral a corto plazo, lo único que consigue es provocar daños más importantes a largo plazo.

Pregunta.- ¿Cree que hay coherencia entre lo que el Gobierno español hace y dice? Por un lado defiende la búsqueda de una eficiencia energética y un consumo moderado por parte de los usuarios, y por otro sigue manteniendo una tarifa artificialmente baja.

Respuesta.- Así es. Los bienes básicos -el agua, la energía- han de tener precios fijados por la realidad de los recursos existentes y la realidad del mercado. El hecho de que exista un mercado europeo integrado y competitivo va en beneficio del consumidor. Por tanto, todo lo que sean islas energéticas, que además fijan sus precios de acuerdo con criterios políticos ajenos al mercado, es algo que a la larga produce un gran perjuicio a todos: la industria, el consumidor doméstico y la economía del país en general.

DOCUMENTOS

Informe_perspe...(251.8 KB)

MEDIOS DIGITALES DE COMUNICACIÓN ESPECIALIZADA S.L. - Todos los derechos reservados