Untitled Document
Energía Diario
« Opinión - Análisis / Entrevistas

Andrés Seco, director general de ACOGEN: "La tarifa eléctrica dificulta la competencia, y sería más beneficioso fijarla por Real Decreto que hacerlo por resoluciones"

La cogeneración, generación conjunta de calor útil y electricidad, es un sistema muy eficiente que permite un ahorro de aproximadamente el 60% en producción de calor y de electricidad. El sector se ha mostrado satisfecho este año con la aprobación del nuevo Real Decreto sobre Energías Renovables y Cogeneración, el 661/2007, que reconoce por primera vez a las plantas de cogeneración el derecho a recibir una prima por toda la electricidad que producen, y no sólo por la que vierten al sistema. El director general de la Asociación Española de Cogeneración (ACOGEN), Andrés Seco, ha explicado a Energía Diario que la situación actual del sector es de cierto optimismo.

JASON E. HARRIS    MADRID  19 · 11 · 2007

PREGUNTA.- ¿Cuáles son los principales beneficios de la cogeneración?

RESPUESTA.- Cuatro, básicamente. Ahorro de energía primaria, de emisiones de CO2, eliminación de las pérdidas de transporte y distribución -por ser generación distribuida- y menor consumo de agua, ya que la cogeneración no necesita las torres de refrigeración de las centrales térmicas, porque ese calor se aprovecha, no hay pérdidas..

Con los criterios de la estrategia de ahorro y eficiencia energética, la E4, teniendo en cuenta precios del petróleo no a 90 dólares, sino a 67, y derechos de emisión no a 24 euros (a los que ya cotiza el próximo año), sino a 18, el ahorro para el sistema español está entre 600 y 700 millones de euros. A precios actuales, el ahorro podría ser de 1.000 millones.

Según la CNE, el sobrecoste de las primas a la cogeneración para la tarifa eléctrica es de 380 millones de euros. Si enfrentamos esa cifra a los 700 millones de euros de ahorro, el saldo positivo es de 300 millones. Y el beneficio no sólo es económico, sino también medioambiental.

Una ventaja adicional es que potencia la competitividad de la industria. El hecho de que el Parlamento Europeo y la Comisión no consideren las primas y tarifas de la cogeneración ni ayuda de Estado ni subvención convierte a la cogeneración en una de las pocas herramientas de competitividad que ahora tienen la industria europea y la española para competir en el mercado mundial.

Hoy en día, en Europa no se puede montar una refinería, ni una fábrica de papel, sin tener una planta de cogeneración, porque no podríamos competir. En otros países, como La India o EEUU, sí se encuentran refinerías que no tienen cogeneración.

PREGUNTA.- ¿En qué medida mejora la cogeneración la eficiencia en la producción de calor y electricidad respecto a su producción convencional?

RESPUESTA.- Según un informe de la patronal europea, equivalente a la CEOE española, esa mejora es de un 60% si se compara con la producción única de electricidad en una gran central situada fuera de núcleos urbanos, o la producción de calor y electricidad o frío y electricidad dentro del núcleo urbano o alrededores. Una mejora del 60% en el rendimiento equivale a una reducción del 60% de las emisiones de CO2.

PREGUNTA.- ¿Qué precio medio por kilovatio/hora ofrece la cogeneración?

RESPUESTA.- Es difícil valorarlo, porque no se puede separar la electricidad del calor. Creemos que la tarifa publicada en el Real Decreto 661/2007, tanto para gas natural como para fuel-oil, suponiendo que la central funcionase todo el año (es decir, unas 8.000 horas), es suficiente para obtener una rentabilidad entre el 7 y el 8 por ciento, que es el objetivo que había fijado el Ministerio de Industria y la CNE.

PREGUNTA.- ¿Qué importancia tiene en el mix energético español la cogeneración?

RESPUESTA.- Existen 6.000 MW de potencia instalada repartidos en 900 plantas, con lo que el tamaño medio de las centrales está entre seis y siete megavatios. En España sucede algo que no ocurre en el resto de Europa, y es que sólo se tienen datos estadísticos de los excedentes. En España, esos excedentes representan aproximadamente el 10 por ciento de la demanda. Si se considerara también el autoconsumo -las industrias compradoras del calor de cogeneración consumen un 40% de la electricidad que se produce; el otro 60% se vende a la red-, la cobertura de la demanda mediante la cogeneración es del 13%. La cogeneración supone el 20 por ciento del consumo de gas convencional.

PREGUNTA.- Respecto a los recientes cambios en materia regulatoria… El RD 661/2007 mejoró para la cogeneración las condiciones con respecto al anterior. Por ejemplo, se empezaron a reconocer ventajas de la cogeneración que hasta el momento no se habían tenido en cuenta. ¿Cómo ha mejorado esa reglamentación? ¿En qué situación se encuentra el sector?

RESPUESTA.- Hay tres aspectos importantes en este decreto. En primer lugar, nos reconocen el derecho a retribución por el total de producción de electricidad y no sólo por los excedentes. Hasta ahora, la planta más eficiente, que era aquella donde todo el calor y toda la electricidad se consumían al lado de donde se producían, no recibía ninguna prima ni ninguna tarifa, sólo se retribuía la energía que va a la red. Eso sólo pasaba en España, y no en países del entorno como, por ejemplo, Portugal. Es un avance importantísimo para asegurar la rentabilidad de las plantas actuales y para dar una señal económica de incentivo a la inversión.

El segundo aspecto importante tiene que ver con Europa. Y es que se define un nuevo complemento por eficiencia. Cuanto mayor sea la eficiencia de una central por encima de un mínimo, mayor será la retribución que se obtenga del sistema. Si no se obtiene un ahorro de al menos un 10% de energía primaria, se le considera una planta normal. Pero si el ahorro que se consigue de energía primaria es superior al 10%, los beneficios para el sistema son mayores que el complemento por eficiencia que va a recibir la planta, de modo que cuanto más eficiente sea la planta, mejor complemento obtendrá.

El tercer aspecto positivo es sobre la actualización de las tarifas y de las primas en función de la evolución de los combustibles. Cuando se calcularon las tarifas y primas de la cogeneración, el petróleo estaba en el entorno de los 50 dólares, cuando ahora es de unos 100 dólares el barril. Como el precio de compra de gas está indexado al petróleo, si la regulación no tiene un sistema automático de actualización de primas, no tienes suficiente retribución como para cubrir el coste de compra de gas, lo que produciría problemas. Esto pasaba hasta ahora. El nuevo decreto introduce una fórmula de actualización de las tarifas tanto si el precio del petróleo sube como si baja. Y eso para gas natural, fuel y gas-oil.

PREGUNTA.- ¿Cuál sería la situación ideal?

RESPUESTA.- Estamos en una situación de optimismo moderado. Las plantas que funcionan 8.000 horas en tres turnos pueden garantizar una rentabilidad de entre el 7 y el 8 por ciento, en línea con lo estimado por el regulador. Pero las que funcionan menos, por ejemplo dos turnos, de lunes a viernes de 8 a 24, están en una situación muy delicada, pues el Real Decreto no definió correctamente el concepto de discriminación horaria. Ni la tarifa ni el mercado permiten rentabilizar estas plantas. Muchas han ido reduciendo producción, y se están parando. Es la situación más grave. Son unas 340 plantas que representan unos 3.000 GWh al año.

PREGUNTA.- ¿Estamos diciendo que si no obtienen una prima, las plantas de cogeneración no pueden ser rentables?

RESPUESTA.- La cogeneración no puede ser rentable sin prima porque las grandes centrales eléctricas no internalizan todos sus costes. La directiva europea fomenta la cogeneración y el Parlamento y la Comisión establecen que las primas y los complementos a la cogeneración no tienen la consideración de ayuda ni de subvención. La UE pide que haya un tratamiento especial porque ésta es una generación especial, en materias como lucha contra el cambio climático, ahorro energético, etcétera.

PREGUNTA.- ¿Puede decirse que el precio del calor asociado a la cogeneración es gratuito?

RESPUESTA.- No. El producto principal de la cogeneración es el calor, el secundario la electricidad. El calor se vende a la industria al precio equivalente del combustible. Si no se diseña la cogeneración en base a la demanda de calor útil, esa central no será rentable. Si se intenta sobredimensionar la planta para producir más electricidad, y no se aprovecha todo el calor producido, la planta no será rentable. La tarifa de venta de electricidad se calcula considerando que el cien por cien del calor se aprovecha, así que no hay posibilidad de acusar a la cogeneración de que produce electricidad y luego el calor se vierte a la atmósfera.

PREGUNTA.- ¿La fuente de energía primaria más utilizada es el gas natural?

RESPUESTA.- Sí, aproximadamente el 60% de las cogeneraciones funcionan con gas natural, el 30% con fuel y el otro 10% con gasóleo, gases de refinería y siderúrgicos, carbón y biomasa.

PREGUNTA.- Entonces previsión de aumento de precios del gas procedente de Argelia tiene que estar poniendo nervioso al sector. ¿Qué valoración hace ACOGEN de la situación actual con Argelia?

RESPUESTA.- Nuestra valoración es la de Enagás. En septiembre, nos invitó a explicar al resto de operadores del sector del gas por qué habíamos bajado un 20% el año pasado con respecto a 2005, las expectativas que teníamos con el propio decreto y cuál podría ser la incertidumbre que nos generaba la situación internacional. Enagás consideró que para su operación es más importante que nuestro sector siga disminuyendo el consumo que las posibles implicaciones de la subida del gas de Argelia.

PREGUNTA.- ¿Cómo valoran la actuación del Ministerio y de las instituciones españolas en este sentido?

RESPUESTA.- No conocemos los detalles de la negociación, pero confiamos en el Gobierno y en los reguladores. Entendemos que quien está al mando es suficientemente profesional como para sacar adelante el tema. Esto no es nuevo, cada vez que toca renegociar las condiciones económicas del contrato, los argelinos utilizan sus herramientas negociadoras. No es un tema que nos preocupe mucho.

PREGUNTA.- La capacidad de regasificación actual de España está en el entorno de 9-10 días de consumo. ¿Cómo cosideran la actuación de Enagás en lo referente a la construcción de nuevas instalaciones que ayuden a incrementar ese grado de autodependencia?

RESPUESTA.- España empezó a tener gas a principios de los 70. Hace 4 años teníamos 3 días de capacidad de almacenaje, que hoy hemos multiplicado por más de 3. Se está haciendo un esfuerzo importante en almacenamiento subterráneo, básico para modular la demanda en función de la estacionalidad. El esfuerzo de Enagás en inversión y en confianza a los operadores es muy fuerte, y lo valoramos muy positivamente.

PREGUNTA.- ¿Qué opina ACOGEN sobre el mantenimiento de la tarifa eléctrica por debajo del coste real? ¿Cómo puede afectar a la cogeneración?

RESPUESTA.- La tarifa, en sí misma, dificulta la competencia. Y el hecho de, sistemáticamente, desoír las recomendaciones del regulador, no es una buena práctica. Pero mientras exista tarifa eléctrica, será una herramienta al servicio de los Gobiernos. La forma de avanzar hacia la competencia es hacer desaparecer la tarifa, pero aunque esa es una condición necesaria, no es suficiente. Hay que buscar el equilibrio entre los niveles de tarifa y el hecho de que haya competencia en el mercado. Eso no nos afecta en gran medida.

Lo que sí nos afecta, y esto es interesante, es que mientras se mantenga la tarifa su fijación debería realizarse en el mayor rango normativo posible. Es decir, es mejor que se fije por Real Decreto, que tiene que pasar por un Consejo de Ministros y tiene que ser informado por la CNE y por las CCAA, a que la tarifa sea fijada por resolución. Creemos que eso daría seguridad regulatoria. Pensamos que es bueno que haya revisiones trimestrales pero también es positivo dar una señal de largo plazo.

PREGUNTA.- Sobre la cuestión de la generación distribuida, es un factor positivo que apoya la seguridad de suministro. Pero hay quien dice que las grandes centrales tienen la ventaja de ser un único elemento para gestionar.

RESPUESTA.- Estamos en el Siglo XXI. Si no somos capaces de gestionar 900 centrales de cogeneración, no podríamos estar ahora comprando gasolina en los supermercados. Hay que tener en cuenta que el régimen de funcionamiento de las plantas de cogeneración es milimétrico. El grado de disponibilidad de las cogeneraciones que funcionan todo el año es del 96%, mayor factor de utilidad que un ciclo combinado, una central de carbón o incluso que algunas nucleares.

IMAGENES



MEDIOS DIGITALES DE COMUNICACIÓN ESPECIALIZADA S.L. - Todos los derechos reservados