Untitled Document
Energía Diario
« Opinión - Análisis / Entrevistas

Joan Rosell. Presidente de Fomento del Trabajo Nacional

"El mundo no puede consumir energía al ritmo que lo hace un norteamericano o un europeo"

Joan Rosell, presidente de la patronal catalana Fomento del Trabajo y consejero de empresas como Endesa, Agbar y Siemens,acaba de publicar el libro "Y después del petróleo, ¿qué?", un ensayo que analiza la situación actual del mundo en términos energéticos y el camino que debe seguir. En opinión de Rosell, el ritmo al que occidente consume energía es insostenible, y es necesario que el coste de la electricidad persiga eliminar el despilfarro.

JASON ELLIOTT HARRIS    MADRID  03 · 12 · 2007

PREGUNTA.- El título de su libro, "Y después del petróleo, ¿qué?", es ideal para empezar. ¿Cómo ve el futuro?

RESPUESTA.- Para ver el futuro hay que mirar al pasado, a cómo estábamos antes de la primera crisis petrolífera, y cómo estamos ahora. Se puede concluir que si en los años 70 el petróleo, el gas natural y el carbón, es decir, los tres grandes combustibles fósiles, representaban alrededor del 85% del consumo mundial de energía, en el año 2006 estas cifras no han variado en exceso ni en defecto, son bastante similares. Con una mayor aportación del gas, con una menor aportación del carbón, y también con cierta participación del petróleo, aparte de un incremento de la energía nuclear. Dentro de treinta años la situación será muy parecida, porque no van a desaparecer los combustibles fósiles, y lo que sí se va a producir es un importante incremento de las renovables. Pero no van a ser la gran salvación del mundo, sino sólo una pequeña parte de todo el consumo y producción de energía a nivel mundial. Por tanto la solución energética mundial será un mix de todas y cada una de las energías que en este momento están en movimiento, más la aparición de otros nuevos tipos de energía mediante los cuales va a tener que haber mucha más tecnología, mucha más inversión, y que nos puedan sacar poco a poco de este callejón sin salida.

PREGUNTA.- En muchas ocasiones se ha hablado del final del petróleo como un momento a 40 años vista, pero los nuevos descubrimientos siempre hacen que esa fecha se acabe retrasando. Sabemos que probablemente el cambio climático, el calentamiento de los polos, facilitará el hallazgo de nuevos yacimientos que alejen todavía más esa fecha. Pero está claro que no es un recurso infinito.

RESPUESTA.- Lo que sí está claro es que los grandes hallazgos del petróleo son muy lejanos ya en el tiempo. El primer gran hallazgo fue en el año 1948, cuando se descubrió el pozo de Gabar, en Arabia Saudita, y después, durante la década de los 50 y de los 60 hubo grandes descubrimientos. Pero desde esa fecha hasta hoy en día, el número de descubrimientos no ha sido realmente importante, sino que ha ido en descenso. En los dos o tres últimos años sí se han producido algunos descubrimientos importantes.

El petróleo no es infinito, pero probablemente hay mucho más de lo que creemos. No sería de extrañar que en los próximos años pudiera haber incrementos importantes.

PREGUNTA.- A nivel global, ¿existen cálculos de cuándo llegará ese fin?

RESPUESTA.- A escala global, y si sólo nos planteamos hablar del petróleo convencional, se está hablando de 45 años, pero sólo si se habla de esta clase de petróleo. Si a esto añadimos el petróleo no convencional, y otros posibles pozos que en este momento no están contemplados en zonas donde ni siquiera se ha empezado a buscar, probablemente podríamos multiplicar esa cifra por dos.

PREGUNTA.- Uno de los principales focos de atención recientes son los biocombustibles. Sin embargo, se ha reconocido ampliamente que no son capaces de sustituir al petróleo, porque la capacidad de producción es limitada. ¿Qué cree que pasará con los biocombustibles cuando deje de haber petróleo?

RESPUESTA.- Los biocombustibles hoy en día representan alrededor de 1,5 millones de barriles diarios, sobre un total de consumo de 83-84 millones. La perspectiva es que para dentro de veinticinco o treinta años esta cifra se haya subido a cinco millones de barriles diarios sobre un total de ciento veinte millones de consumo por las mismas fechas. Eso es lo que nos puede dar de sí los biocombustibles. Algo muy limitado, pero hay que tener en cuenta que la solución energética no dependerá de una sola fuente. Todo es necesario y nada es imprescindible.

PREGUNTA.- Las energías renovables enfrentan problemas de desarrollo técnico que se van solucionando gracias a la inversión en I+D. Algunas de ellas tienen la gran ventaja de ser eternas y gratuitas (la solar o la eólica), aunque tienen el inconveniente de que no ofrecen todo el potencial en el momento en que se necesita. ¿Qué papel pueden tener las renovables? ¿Y el aprendizaje sobre el almacenamiento de energía?

RESPUESTA.- Sería muy deseable que toda la energía pudiera proceder de fuentes renovables, pero la realidad es mucho más caprichosa. No se puede dejar todo de la mano del viento, porque el viento sopla cuando quiere. Y, según las estadísticas, y dependiendo de diferentes lugares y regiones, el viento sopla alrededor de unas 2.200 horas al año. Y el año tiene 8.760 horas, por lo que el porcentaje aproximado de funcionamiento es del 25%. Es muy positivo hablar de renovables, pero hay que reconocer las limitaciones de su potencial, sus altos costes -aunque los precios están bajando considerablemente-, pero que están lejos de ser la única solución.

En cuanto al almacenamiento de energía, se están produciendo grandes avances últimamente, pero es necesario acumular importantes fondos económicos para la inversión en investigación y desarrollo, para que dentro de unos años -no ahora- lleguemos a una solución.

PREGUNTA.- ¿Hay energía para todos, o puede haberla al ritmo al que la consumimos?

RESPUESTA.- La respuesta es radicalmente no. El mundo no puede consumir la energía que consume un norteamericano, ni un europeo. Un norteamericano está consumiendo 24 barriles de petróleo per cápita, un europeo alrededor de 12, y en cambio un chino está consumiendo 3. Si todos los chinos consumiesen la misma cantidad de petróleo per cápita que los americanos, necesitaríamos hoy en día un consumo de petróleo que llegaría alrededor de los 160 millones de barriles diarios, y eso es absolutamente imposible. Por tanto, hemos de ir hacia un consumo eficiente de energía, y no podemos privar a estos países de su desarrollo por no tener suficiente energía. Cada año nacen en el mundo 70 millones de personas que tienen que consumir energía.

PREGUNTA.- También se habla, y es una de las prioridades de la UE, del ahorro y la eficiencia energética. Tenemos que reducir drásticamente nuestro consumo para que todo el mundo pueda tener acceso a la energía. ¿Cuál es su opinión sobre el control de la tarifa eléctrica en niveles irreales, por debajo del coste real de la producción, en cuanto puede afectar al consumo eficiente de la electricidad?

RESPUESTA.- Sin ninguna duda, hay que ir hacia un sistema de tarifas mucho más acorde con la realidad. Hay que penalizar el despilfarro energético. Hay que establecer unos niveles lógicos de consumo familiar, de una empresa, de un edificio, y a partir de ahí poner un precio a la energía para un determinado nivel de consumo, superando el cual la única vía es la penalización, para huir del despilfarro que, en algunos puntos concretos, es un escándalo.

PREGUNTA.- Se habla de que España tiene todavía necesidades de crecimiento en generación eléctrica. Sin embargo, ya hemos visto que estamos consumiendo más de lo que debemos si queremos que el reparto energético sea equitativo. ¿Qué necesidades de crecimiento tiene en España la capacidad de generación eléctrica?

RESPUESTA.- En los últimos años ha habido crecimientos del 5 y del 6%, parecía que éramos un país en desarrollo. En este momento los crecimientos son mucho más tendenciales, en línea con nuestro crecimiento del PIB. Pero en España, la tarifa eléctrica está subvencionando claramente las energías renovables, con un coste realmente importante -este año, unos 1.200 millones de euros-. Es positivo incentivar las renovables, pero no es bueno que no seamos conscientes del coste real del resto de energías.

IMAGENES

MEDIOS DIGITALES DE COMUNICACIÓN ESPECIALIZADA S.L. - Todos los derechos reservados