Untitled Document
Energía Diario
« Internacional

Comienza el rifi-rafe petrolero en México

Da inicio la discusión en el Senado de la República para definir el rumbo de Petróleos Mexicanos (PEMEX). La propuesta emitida por el Presidente Felipe Calderón Hinojosa será debatida durante 71 días.

JORGE HERNÁNDEZ    MADRID  14 · 05 · 2008

El pasado día 13 comenzó el debate nacional sobre la reforma a Petróleos Mexicanos. La discusión petrolera está siendo llevada a cabo en el Senado de la República y tendrá una duración de 71 días. La primera sesión se denominó “Los principios que deben regir la Reforma Energética en México”, donde los integrantes que la formaron fueron las principales voces de los partidos, así como un selecto grupo de expertos.

Los yacimientos petrolíferos que se encuentran en el Golfo de México requieren de un alto nivel de inversión para que puedan ser explotados. Es por ello, que se necesita de una reforma de fondo que garantice la presencia de recursos suficientes para la realización de los distintos procedimientos productivos derivados del petróleo. En dicho sentido, el Presidente Felipe Calderón ha enviado una propuesta de reforma, en donde se permite la presencia de capital privado para la exploración y explotación de petróleo en aguas profundas. En la actualidad, los procesos productivos petroleros son realizados directamente por la empresa paraestatal y la presencia de capitales privados se encuentra prohibida en la Constitución. Es por ello, que los opositores a la derecha panista se han manifestado en contra de la propuesta de Calderón, desatándose una fuerte polémica en el país.

El Frente Amplio Progresista (Partido de la Revolución Democrática, Partido del Trabajo y Partido Convergencia) ha manifestado que el Presidente Felipe Calderón desea privatizar el sector petrolero mexicano, por medio de su reforma. Exponen que no son necesarios los capitales privados para la modernización de PEMEX, sino que apuestan por la reasignación de los ingresos petroleros a la misma empresa y no a la cuenta pública. En la actualidad, el 40% del presupuesto federal proviene de la renta petrolera. De tal forma, la izquierda esta proponiendo que PEMEX pueda contar con la autonomía suficiente para gestionar sus recursos, y con ello, pueda decidir sobre las reinversiones necesarias para la mejora de sus tecnologías.

Históricamente, para la izquierda mexicana, el sector energético ha sido un bastión trascendental en el romanticismo nacional de pertenencia y ello supone que la presencia de capitales privados signifique una entrega del sector petrolero a las arcas privadas, incluidas las extranjeras. Sin embargo, los defensores de la propuesta calderonista niegan que existan intenciones de privatizar a la paraestatal.

De tal forma, se llevarán a cabo diversas sesiones de discusión, en las cuales los grupos expertos emitirán sus opiniones al respecto del la situación y futuro del sector petrolero. Parece que resultará primordial la presencia de pactos y negociaciones entre los grupos políticos para determinar el futuro energético mexicano. En dicho sentido, la postura que fije el centrista Partido Revolucionario Institucional (PRI) será trascendental, ya que cuenta con el poder político suficiente para inclinar la balanza del lado que considere mayormente productivo para la modernización de PEMEX. Parece ser, que la posición que fijará el PRI será hacia el lado de la autonomía de gestión de recursos de PEMEX y no del lado de la presencia de capitales privados. Sin embargo, el rifi-rafe esta comenzando y quedarán diversos análisis por realizar.

MEDIOS DIGITALES DE COMUNICACIÓN ESPECIALIZADA S.L. - Todos los derechos reservados