Untitled Document
Energía Diario
« Empresas y Sectores / Sectores

La transparencia es fundamental para gobiernos y compañías

El principal desafío para el sector energético es asegurar el abastecimiento y cumplir con las expectativas de la sociedad

REDACCION    MADRID  04 · 07 · 2008

La Plenaria siete del 19º Congreso Mundial del Petróleo abordó las expectativas de la sociedad ante el sector del petróleo y del gas. Esta última Plenaria afrontó con positivismo el futuro del sector y de la sociedad. El moderador de esta sesión fue; Andrew Gould, Presidente y CEO de Schlumberger y como ponentes; Huguette Labelle, Presidenta de Transparencia Internacional, y Greg Goff, Presidente de Negocios Especializados y de Desarrollo de ConocoPhillips.

La conferencia trató de plantear las expectativas de la sociedad ante el sector de hidrocarburos. Andrew Gould, en unas breves palabras introductorias, ofreció su visión general de estas expectativas, afirmando que “la sociedad espera que desarrollemos nuevas tecnologías de cara al futuro y a su vez mantengamos el suministro a los niveles actuales”.

En la misma línea, Huguette Labelle comenzó exponiendo el desequilibrio patente que existe en muchos países productores de petróleo que no se benefician de dicha actividad: “Más de la mitad de los países que cuentan con numerosos recursos no se ven influenciados positivamente de esta riqueza, por lo que se puede afirmar que no ha ayudado a sus economías domésticas la instalación de infraestructuras. De esta situación podemos extraer la falta de transparencia y la mala gestión por parte de gobiernos y compañías privadas; estas actividades deberían convertirse en los motores principales del desarrollo local”.

Greg Goff incidió en la importancia del papel de los gobiernos para el adecuado desarrollo del sector energético.

Así, sostuvo que las expectativas que la sociedad tiene respecto al sector energético deben ser igualmente exigidas a los gobiernos. “Las medidas para poder garantizar algo así deben ir encaminadas a apostar por la inversión en innovación tecnológica, transparencia, políticas energéticas en los hogares y mejorar el resultado del progreso social a través de la equidad”. Sobre este punto concluyó afirmando que “tenemos la tranquilidad de poder abastecer a nuestra sociedad energéticamente durante toda la era del petróleo y hasta el momento de la llegada efectiva de la era de las energías renovables. Pero para ello vamos a necesitar la ayuda de los gobiernos, pues no va a ser un camino fácil”.

Los ponentes designaron a la corrupción como una de las principales lacras para el cumplimento de las expectativas sociales. La existencia de la corrupción en el sector energético dificulta la transparencia en la circulación y en los flujos de inversión.

En este sentido, Huguette Labelle reclamaba la importancia de una transparencia total en los procesos, afirmando que “la mejor solución para una regulación equitativa del sector es eliminar esta corrupción por medio de la transparencia. De acuerdo a estudios realizados, cada año se pierde un billón de dólares en transacciones debido a la corrupción; y una de cada cinco personas ligadas al sector ha sido testigo de la pérdida de negocios debido a los sobornos”.

En el transcurso de la conferencia los ponentes aportaron posibles soluciones con el objetivo de conseguir un sector menos corrupto, que mantenga sus niveles de desarrollo y crecimiento y que sea capaz de interactuar con los gobiernos para así obtener una regulación uniforme, equitativa y transparente.

Entre las principales medidas que se mencionaron pueden destacarse la transparencia para abordar nuevos proyectos; una difusión de la información clara y sin hermetismos, políticas de responsabilidad social corporativa asumibles por todos; armonización de la ética y los principios empresariales y por supuesto un compromiso para con la ciudadanía.

A este respecto, Hugette Labelle añadió: “Lo que necesitamos no es que algunas empresas asuman políticas de RSC, sino que sean todas las que los asuman con orgullo por el bien del sector y de toda la sociedad”.

La séptima plenaria concluyó centrándose en la mala imagen que el sector energético ostenta a pesar de su cambio de trayectoria en la última década, trabajando en la línea de la sostenibilidad, reducción de emisiones y demás políticas a favor del medio ambiente.

Sobre este aspecto Andrew Gould añadió “para poder mejorar la imagen del sector es fundamental incidir en dos aspectos: en primer lugar, el sector debe estar orgulloso de su labor de suministrar energía a la sociedad, y, en segundo lugar y más importante, no debería tener miedo a poner sobre la mesa sus propios problemas, hecho que ha ocurrido en el pasado continuamente”.

Huguette Labelle fue más lejos señalandó que “sería tremendamente positivo conseguir que un tercero pudiera realizar auditorías, no siendo la compañía o los gobiernos los únicos en afirmar sus buenas prácticas. Observadores internacionales con imparcialidad reconocida aportarían la objetividad necesaria”.

A este respecto, Grez Goff insistió en la importancia de informar a la sociedad acerca de la labor realizada por las empresas del sector y educar a la gente en estas materias para evitar así prejuicios infundados.

MEDIOS DIGITALES DE COMUNICACIÓN ESPECIALIZADA S.L. - Todos los derechos reservados